Menstruación

Cómo usar tu ciclo menstrual a tu favor

La menstruación puede ser muy debilitadora. La bajada en los niveles de estrógenos, junto con todo lo que ocurre dentro del cuerpo, puede provocar mucho cansancio. Pero igual que el ciclo menstrual nos apaga el cuerpo algunos días, otros días nos compensa con muchísima energía. Aprender a identificar la forma en la que el ciclo menstrual afecta a nuestra energía a lo largo de cada mes puede ayudarnos a gestionarnos un poco mejor.

Las personas con pene también tienen ciclos hormonales, pero estos ocurren a lo largo de un día, no a lo largo de un mes. Su testosterona tiende a alcanzar un pico por las mañanas e ir decreciendo durante el día. Para estas personas, lo más lógico es consumir energía por las mañanas y descansar por las tardes/noches. Y esto se ha extrapolado a prácticamente toda nuestra cultura. Por tanto, se espera lo mismo de las personas que menstrúan. Pero esta expectativa de tener mucha energía por la mañana y menos por la noche, de manera regular, simplemente no es realista. Nuestros ciclos hormonales transcurren a lo largo del mes, y, por tanto, nuestra energía también.

Productos Menstruación
Photo by The Creative Exchange on Unsplash

Para entender el ciclo de nuestra energía, primero debemos entender las fases del ciclo menstrual:

La Menstruación

La menstruación es probablemente la fase más conocida, y la más infame. Durante esta fase, las hormonas se encuentran en su punto más bajo. La energía, la concentración y la productividad también. Esta es la fase en la que debemos tomarnos las cosas con calma. Céntrate en las cosas que necesites hacer y no te sobreesfuerces. No es el momento de empezar grandes proyectos ni de coger las pesas más pesadas del gimnasio. Cuida de tu cuerpo y descansa todo lo que puedas.

Hombre Menstruación
Photo by Andrea Piacquadio from Pexels

La Fase Folicular

La fase folicular va de la mano de la menstruación, pero se extiende un poquito más allá. Dura de media unos 16 días, y es el momento en el que las hormonas se activan. Notarás más energía y concentración. Ahora sí es el momento de hacer todas aquellas cosas que requieran un poco más de esfuerzo, sea físico o mental. 

Mujer fuerte
Photo by Sven Mieke on Unsplash

La Ovulación

Esta fase ocurre a mitad del ciclo, y suele ser breve, de unas 24h. Pero la subida de las hormonas dura un poquito más. Es el pico de la testosterona y el estrógeno, lo que te hará sentir más energía y proactividad. También es la fase más social del ciclo, así que es el momento de dedicar tu energía a cosas grupales.

Amigos
Photo by Felix Rostig on Unsplash

La Fase Lútea

Durante la fase lútea, el útero comienza a prepararse para el siguiente periodo. Las hormonas están empezando a decaer, como lo hará la energía. Puedes sentir una bajada en la productividad y la concentración. Es la fase que se asocia al síndrome premenstrual, y lo mejor que puedes hacer es aceptarlo. El cuerpo está pidiendo tiempo y cuidado, y luchar contra ello no beneficia a nadie. Dedícate todo el tiempo que puedas y procura reducir tu carga de trabajo en la medida de lo posible.  

Relajación
Photo by Mollie Sivaram on Unsplash

¿Qué puedes hacer ahora?

Si no lo haces ya, deberías empezar a llevar la cuenta de tu ciclo menstrual. Hay muchas apps que pueden ayudarte a registrar tus ciclos y síntomas, como Clue, Flo, o la aplicación de salud de iPhone. Estas aplicaciones hacen los cálculos de cuándo te encuentras en cada fase, pero registrando tus síntomas puedes hacer tus propios cálculos. No todo el mundo tiene la libertad de elegir su carga de trabajo, y no todo el mundo trabaja mejor todos los días por la mañana. Sin embargo, conocer el funcionamiento del ciclo puede ayudarnos a repartir mejor las actividades sociales, las tareas de la casa y nuestras rutinas en el gimnasio, por ejemplo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.